Ya no me queda nada! últimos días de ” sufrimiento”… la verdad es que ya tengo ganas de volver a comer ciertos alimentos, de abrir la nevera y comer cualquier cosa que haya, sin tener que pensar, con ganas de ir a la compra y no dejarme los ojos leyendo la composición de los alimentos…

Al margen de todo, me siento bien, me siento fuerte,me siento sano, me siento ligero…. y es normal ya que la pérdida de peso es notable. Entre el tipo de alimentación y  los entrenamientos estoy ” flacucho”, pero lo que importa es sentirse bien, fuerte y sano. No importa el peso sino las sensaciones que tienes.

El día 2 de Noviembre realizaré unos análisis para ver como estoy después de Septiembre ( ovo lacteo vegetariano ) y Octubre ( vegano).  Ya comentaré los resultados. Pero anticipándome a ellos y seguro que sale todo bien.

Cómo reflexión a estos dos meses de restricciones en la alimentación sólo quiero decir que… “otro tipo de alimentación es posible”.