images    transgrancanaria2016-694_80

VIDEO : llegada transgrancanaria

El día anterior a la carrera asistí a la presentación del libro CORIENDO HACIA LO IMPOSIBLE , de Albert Jorquera. Mas que una presentación, fue una charla de tú a tú con los asistentes compartiendo, en la que Albert compartió con nosotros  “su camino ” recorrido. Una de las cosas que  nos conto, fue aquello que le dice a la gente que no entiende como es capaz de recorrer esas distancias. Él siempre les pone un ejemplo, después de decírselo, todos le dicen que si serian capaces. Aquello que les decía es….

21:30. Llegamos a Agaete. Suenan tambores de guerra que amenizan los momentos previos a la salida.Pero ni mi cabeza, ni mi cuerpo tenían ganas de empezar, imagínense la idea de recorrer 125 km. En el bus de camino a la salida el silencio era intenso. Era un silencio nervioso, un silencio obligado, un silencio miedoso por lo que nos íbamos a enfrentar. Fue quizás eso lo que provocó que dentro de mi se formasen infinidad de nudos que iban desde la  cabeza a las piernas, haciéndome ver el camino aun mas negro de los que la noche lo dejo. Ni la amena conversación y compañía de María ( una corredora malagueña ) consiguió aflojar esas ataduras que estaban atenazandome.

22:59 ya situado en el cajón de salida. El ambiente era festivo y alegre. La música y gritos de la gente dándonos ánimos hacían el momento único. Sin embargo, algo dentro de mi me impedía disfrutar de la situación.Segundos antes del pistoletazo de salida mis piernas eran dos piedras conductoras de electricidad. No había dado ni un solo paso y sentia unos calambres que iban desde mis ingles, hasta los dedos de los pies.

23:05 recuerdo las primeras zancadas rodeado de gente aplaudiendo y animando.Pero fue solo un recuerdo, no lo disfrute,  estaba centrado en mis piernas. En buscar una buena sensación a la que agarrarme para poder empezar a disfrutar. Los primeros metros fueron de tortura psicológica en busca de una señal positiva que no llegaba por mas que buscaba dentro de mi. Necesitaba algo para salir a flote y dejar de tener una visión negativa del momento.

Sin darme cuenta estaba metido de lleno en la oscuridad de la noche y del monte, con una pendiente infinita hacia el cielo, únicamente rota por una ilera de frontales que zigzagueaban monte arriba en busca de la luna. Una imagen imponente que se iba agrandando a medida que ascendíamos.
En la segunda parte de la subida coincido con un chico canario. Su amena conversación y alguna de sus anécdotas consiguen animarme un poco. En una de ellas me cuenta que hay una fiesta popular de la zona en la que suben hasta arriba, hacen la fiesta y luego bajan. Bajan algunos, porque según me dice durante la subida hubo alguno que no bajo nunca más . Al coronar me dice” mira muyayo, ahí tienes la tumba de uno de los que te dije que murio subiendo”.

Poco a poco me sobrepongo a las dificultades iniciales. No solo a una eterna subida, sino a las alarmas que en mi cuerpo se habían encendido en la salida. Es el momento de coronar donde parece que dejo todo el lastre inicial que llevaba. Empiezo a notar como esas ataduras internas se van deshaciendo, mi cuerpo y mi cabeza empiezan a sentirse libre y mis piernas pueden correr porfin. TAMADABA :1 hora 51 minutos Posicion 430.

Realizo una  bajada vertiginosa, en la que me siento como una animal  a la caza de una presa desorientada. Ni el terreno ni los corredores suponen obstáculos para mi. Cada paso que doy me siento mejor. La luz del frontal, que al inicio parecía muy pequeña, ahora parecia un faro que guiaba a los barcos en medio de la noche. El miedo inicial se había convertido en pura fuerza  dentro de mi.

Las siguientes horas se convirtieron en una constante gestión de la fuerza. Como si de un Jedi se tratase debía controlar todo lo que llevaba dentro de mi y que no paraba de empujarme. Dejando atrás un camino lleno de dificultades, subidas y bajadas, precipicios invisibles, etc. Debía ser conservador, frío y sensato decía mi mente, pero mi cuerpo pedía valentía, calor e insensatez.
Fue la segunda opción la que domino, sobre todo con la aparición de Fede ( corredor catalán ) , rey de la meticulosidad. Todo calculado y medido. Ritmos, pasos por los controles, etc. Con el acabaría compartiendo unas 5 horas de carrera. Tiempo de sobra para conocernos, no como corredores, sino como personas. Que es lo que importa. De mayor quiero ser como él, y no por los 50 años tan bien llevados que tenía, sino, por la manera que tenía de ver las cosas. Aprendo mucho de él durante los muchos km que compartimos. Tras mucho tiempo sin hablar con nadie sus palabras me sirvieron de alivio y distracción en medio de la inmensa oscuridad que nos rodeaba. Pero también supo calmarme y darme un poco de sensatez. Ya que mi cabeza y mi cuerpo estaban desbocados. ALTAVISTA 5 horas 2 minutos Posicion 286.

Ni el frío del avituallamiento de ARTENARA 5 horas 57minutos Posicion 268 del que salí tiritando, ni las ya 6 horas de corriendo de noche consiguieron mermar un ápice las ganas y las fuerzas de seguir. Con la compañía de Fede voy despidiéndome de la noche. Previamente habíamos completado el primer maratón de la carrera FONTANALES 7 horas 25 minutos Posicion 236.

Sobre las 7:20 las pupilas pudieron relajarse un poco. La luz empieza a asomarse por las montañas al mismo tiempo que los paisajes selváticos. Nuestros ojos empiezan a disfrutar de un paisaje único. La vegetación inundaba los senderos del camino. Senderos que ahora éramos capaces de disfrutar mas allá de lo que la reducida luz del frontal nos permitía.

El amanecer y el paisaje me confiaron aun mas fuerza. Momento en el que decido hacer caso a lo que decía mi cuerpo y dejar los consejos y la prudencia de Fede para otro momento. Por delante los 35 km más duros de la carrera y decido ” atacar”. Quedaban unos pocos km cómodos antes de empezar la parte mas dura a la que jamás me había enfrentado. TEROR 9 horas 26 minutos Posicion 206.

Incremento mi esfuerzo, que se ve recompensado por un goteo constante de corredores a los que voy superando. Lo que me va alimentando y suministrando energía. Ni la imperial subida a pico las nieves es capaz de mermar ni un ápice parte de mi ímpetu. Y menos aún cuando decido sacar el movil y hacer una llamada. Al otro lado Raquel, sus palabras de ánimo y apoyo consiguen arrancarme alguna lagrima, pero también ayudan mucho. 3 minutos de conversación que me recargan la batería casi al 100%, antes de despedirme con un ” te quiero”. Paso a paso,voy superando las dificultades del terreno y atravesando una espesa niebla que inundaba la ropa de agua. Consigo coronar CRUZ DE TEJEDA 11 horas 34 minutos Posicion 170 y empiezo la bajada con el ánimo y las fuerzas muy altas.

Primeras zancadas de bajada y el cambio drástico de temperatura coinciden con la impresionante vista del Roque Nublo. Una majestuosa piedra símbolo de la carrera y que desde el final de la bajada se presenta como un Goliat al que debemos enfrentarnos. A pesar de las horas de carrera y de la dureza mi sensación es la de llevar apenas un par de horas corriendo. Nada de lo que decía mi cuerpo reflejaba cansancio. Todo lo contrario. La subida es larga y dura, pero poco a poco Goliat y David cambian los roles y cuando me doy cuenta estoy en el ROQUE NUBLO 13 horas 36 minutos Posicion 158.

A pesar de no ser el punto más alto de la carrera las vistas eran alucinantes. Es una de las zonas más turísticas de la isla. Una gran afluencia de público nos animaba sin cesar, entre tanto animo y aplauso logro escuchar “campa, vamos campa”. Mis pupilas se dilatan, mis oídos se agudizan y al final de una pequeña bajada mis 3 “supporters”. Las dos Marías de Santiago y Tono  estaban allí, esperándome para darme ánimos y amenizarme el camino. Muchas gracias por la visita chavales!.

Casi sin darme cuenta llegamos a Garañón. Avituallamiento largo para reponer fuerzas y un breve cambio de ropa. Después de 14 horas corriendo y un olor a cabra montesa, la sensación de poder cambiarse de ropa es lo mas parecido a salir de un spa. La comida la hago de pié y sin parar de andar, solo me siento para hacer el cambio de ropa en los pies. Justo a la salida recibo los últimos ánimos de mis supporters, dejando una foto para el recuerdo.

Por delante la subida a pico de las nieves, el techo de la carrera a 1.930 m. de altura, a la que llegábamos tras una subida durísima de 1 km donde parecía que en la mochila había alguien que te empujaba hacia abajo. PICO NIEVES 15 horas 00 minutos Posicion 151.

Una vez que había tocado el cielo ya solo nos quedaba el tercer maraton. Un perfil favorable que me hacia ser optiminsta, ya que mis piernas estaban fuertes. mi cabeza empezaba a calcular el tiempo hasta final de carrera, ya se sabía victoriosa, ya se veía en meta. La bajada fue increíble. No tengo palabras para describirla , y aunque las tuviera, no servirían para trasmitir lo que se ve y lo que se siente en algunas de las zonas por las que corría. El paisaje era idílico por momentos. Mis sensaciones eran buenísimas, estaba disfrutando la carrera de una manera inimaginable,100km y estaba eufórico, a tope de energía. . Más de 10 km de bajada donde nada ni nadie me paraba. Me sentía como si estuviese corriendo por asfalto, no encontraba dificultad en ninguno de mis pasos, y eso se vio reflejado en el crono. Me comentan que llegue 30′ antes de lo que estimó la organización al control de TUNTE 16 horas 16 minutos Posicion 134.

Por delante la penúltima subida, en el perfil de carrera no parece gran cosa, pero in situ es como una ola de mar que te pilla tumbado en la orilla justo antes de que rompa. A pesar de todo consigo subirla de manera cómoda, y afrontar la penúltima bajada con garantías. Unos 8 km de bajada técnica que por momentos se me hacen muy largos. La llegada a AYAGAURES 18 horas 04 minutos Posicion 127 es el momento más difícil de la carrera para mi. Las piernas empezaban a mostrar síntomas de fatiga. Las últimas 3 horas habian sido casi en su totalidad de bajada a tope y la musculatura acabó tocada.

La última subida la afronto con mucha calma, no podía ser de otra manera. No podía, no tenía fuerza en las piernas. Me volví conservador, las fuerzas estaban ya menguadas. Se podía oler la meta y sería catastrófico tener una pájara que me dejase seco a falta de menos de 15 km. Los 10 km de bajada hasta Maspalomas son una tortura. Aquí le llaman la MACHACADORA. Un camino de 8km de piedras sueltas que parece o tener fin, y que va limando la moral y las fuerzas. Sobre todo si vas justo como era mi caso. Fue el único punto de la carrera donde el desnivel te permitía correr y mis piernas no podían mantener un ritmo constante durante más de 5′.

Después de una larga tortura Maspalomas se asoma en el horizonte. Coincidiendo con la puesta de sol. Lo que significaba que me librará de encender el frontal otra vez. Los últimos 5 km son de asfalto, el cambio no me sienta bien e intento adaptarme lo mejor posible. PARQUE SUE 20 horas 05 minutos Posicion 124 y a poco menos de 4 km a meta.

Ya me sabia “ganador”,  había ganado mi batalla y completado mi camino, mucho antes de lo previsto, mucho mejor de lo esperado. Poco a poco mis piernas se liberan del cansancio, mi cabeza de la fatiga mental y el ultimo km y medio acelero lo máximo que puedo. Las ganas de llegar y vivir el momento son mas fuertes que todo lo que llevaba encima. Un ultimo km en menos de 4:15 dice mucho del poder de la mente. Los últimos metros no se pueden narran. Se tienen que vivir. META EXPOMEÑONERAS 20 horas 28 minutos Posicion 122.

… El día que decides hacer una carrera de ultra distancia, es porque hay algo dentro de ti que te empuja mas fuerte que la razón. Algo que sale de lo mas profundo. Una motivación propia que te hace mas fuerte que todas las dificultades a las que te vas a enfrentar. De no ser así será muy difícil conseguir el objetivo cuando las fuerzas y la cabeza te fallen, y en algún momento dejaran de hacerlo.

Volviendo a lo que Albert, él les decía a todas esas personas que no entienden el cómo es capaz de afrontar estos retos:

” ¿vosotros tenis hijos ? Imaginaros que tenéis un hijo enfermo. Y que os dicen que la medicina que necesita está en una montaña a 40 km. Que sois los únicos que podéis ir a por ella, traerla y darle la medicina. ¿Seríais capaces de ir, coger la medicina y volver?”

No tengo ninguna duda de cual seria vuestra respuesta. Y de ella extraemos lo único que necesitamos para hacer algo impensable, ilógico, inhumano o sobrehumano, una motivación interna mas fuerte que la razón o la sin razón, una motivación que va más allá de la capacidad de cada uno, del aguante o de la preparación. Una motivación infinita que no cesará hasta que logres tu objetivo.
Durante la carrera me imagine este ejemplo en los momentos malos y os aseguro que ante algo así no hay disculpa, no hay fatiga, no hay miedos que te frenen. Serás más rápido o mas lento, pero serás capaz.

No quiero acabar la crónica sin unos pequeños agradecimientos.:

A mis PUPILOS que me animaron en los días previos y  soportaron mis nervios. Por los detalles que tuvieron conmigo. Gracias a las BEGO`S, CAROLA, JAVI, CARLOS, GONZALO, MAITE, YOLANDA, ALICIA, OLIVIA, LEDICIA, BEA, JOSE, SAMU, ALEX, JESUS, MARIOLA…espero no olvidarme de nadie.

A PABLO por tus consejos y enseñanzas de la Transgrancanria, sin ellos mi estrategia de carrera o habría sido la misma y, muy probablemente, habría realizado una carrera llena de errores. Eres un crack!. Ahhhhh Gracias por el frontal. Tenemos una comida pendiente !!!

A mis SUPPORTERS, Por los ánimos durante,  y los cuidados de después. Por facilitarme los días posteriores a la carrera, sobre todo el paseo de 2 horas por la dunas horas después de la carrera, ironía modo on.

GRCIAS la FAMILIA por los apoyos recibidos y los ánimos en todo momento.

A RAQUEL a la cual deje ” abandonada” en su segundo ultramaraton de 9 meses. Por aguantar el despertador em los madrugones y las ausencias para entrenar. Por cuidar de nuestro hijo mientras estoy perdido en el monte. Por ser la que soporta mis frustraciones y mis miedos. Por apoyarme a pesar de no entender el porque de tanto castigo y sufrímiento. Por estar ahí a pesar de estar a cientos de km de distancia. Por tu paciencia infinita. Por tu cariño y tu amor. Te quiero.

A DANI JR, aunque seas un pequeñajo y no te enteres del todo, espero que me perdones por perderme momentos únicos donde aprendes a decir y hacer cosas. Por no estar a tu lado cuando lo necesitas. Espero que cuando seas mayor no me lo eches en cara y estés un poco orgulloso de tu padre. Te quiero.

Gracias a todos por vuestro tiempo.